Últimos chistes de Teléfonos

Oiga, ¿Es este el 2-22-22-22?
Sí, aquí es.
Pues dígame, cómo se saca el dedo del 2.
Eran las cuatro de la madrugada cuando suena el teléfono y contestan:
Aló, ¿Se encuentra Jorge?
Y le dicen:
Está equivocado.
Y cuelga y otra vez llaman y preguntan:
¿Se encuentra Jorge?
No, que está equivocado.
Y así repiten por cuatro veces más.
Al rato llaman y preguntan:
Aló, habla Jorge, ¿Alguien me ha llamado?
¿Oiga, he llamado al 222-22-22-22?
Sí.
¿Pues, me podría decir cómo se saca el dedo de la tecla nº 2?
Suena el telefono.
¿Hola?
Hola, estoy hablando con el 678-3452?

Ah, entonces disque mal.
En la esquina había un teléfono malo,
De repente pasó un niño con un globo y se lo reventó.
Suena el teléfono de la casa de los Casimiro, la mujer contesta:
Disculpe señora, ¿Está el señor Armando?
Y ella contesta:
No, apenas está leyendo las instrucciones.
Llama un señor:
Buenas, ¿es ese el 1,1,1,1,1,1?
Y el otro le contesta:
No, este es el 11,11,11.
¡Ring, ring!
¿Es la policía?
Sí, arriba las manos.
No puedo que me duele un brazo.
¡Ring, ring!
¿Es la agencia secreta?
No se lo puedo decir.
¡Ring, ring!
¿Es la asociación de sabios?
Usted sabrá.
¡Ring, ring!
¿Es el 5555555?
Sí.
¿Me puede decir cómo saco el dedo del 5?
Llaman por teléfono y un señor pregunta:
¿Hablo con el demonio?
Y le contestan.
¡No! ¡Con el de la corbata!
Llama alguien al teléfono y dice:
¿Don de ablo?
Y el que contesta le dice:
No, don diablo no está aquí.
Resulta que un día un chico llama a la policía. Atiende el policía y dice:
¡Hola!
Y el chico dice:
¡Hola policía!
Le contesta el policía:
Sí, estoy para servirle.
Ah bueno, entonces, ¿me sirve un café?