Últimos chistes de Religiosos

¿Cómo se define a un cura?
Es aquel que sus hijos le dicen padrino y su detalle compadre.
¿Y a un obispo?
Igualmente sólo que en maravilloso technicolor.
Está el cura pasando el cepillo por la iglesia y al recogerlo ve un montón de billetes y al fondo 3 céntimos de Euro, y dice el cura:
Entre nosotros hay un atlante.
Y unas voces al fondo murmullan:
Eh, le decimos que somos 3.
Un mozalbete irrespetuoso, por burlarse de un sacerdote, le pregunta delante de sus compañeros de parranda:
Padre, ¿Cómo haremos en el cielo para poder ponernos el saco, si allá hemos de tener alas?
Por lo de las alas no te preocupes, le respondió el sacerdote, piensa mas bien cómo te pondrás los pantalones en el infierno, pues allí creo que vas a tener cola.
Las risotadas de todos los presentes hicieron que el burlador quedara bien burlado.
Estaba Jesucristo en una de sus prédicas y pregunta:
¿Qué es x*2? (o sea equis elevada al cuadrado)
Y un ingeniero le responde desde el fondo:
Una parábola.
¿Por qué le llaman cura al cura siendo el médico el que cura y no el cura?
Era un rocanrolero que se va a confesar.
Padre, vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.
Y el padre le contesta:
No te puedo confesar hasta que te cortes el cabello.
Pasa un año, dos años, tres años y llega el rocanrolero.
Padre vengo a confesarme yeah, yeah, yeah.
No hijo, hasta que te quites esos aretes, esas pulseras y todos esos colguijos que traes.
Pasan cinco años, seis años y llega otra vez a confesarse.
Padre vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.
Que no hasta que te vistas como la gente y te quites eso del yeah, yeah, yeah.
Pasan cinco, diez, quince años y llega a confesarse.
Padre vengo a confesarme.
Y el padre le contesta:
Hijo mío, dime tus pecados yeah, yeah, yeah.
Estaban 2 sacerdotes platicando sobre la muerte de la mamá de uno de sus compañeros:
Padre, ¿Ya se enteró que se murió la mamá del cura Melo?
Sí, ya me enteré y me da mucha tristeza, no sé cómo le vamos a dar la noticia, porque él quería mucho a su mamá.
No se preocupe padre, yo trataré de decírselo de una forma que no le duela tanto.
Al poco rato el padre se encuentra al cura Melo, y se aproxima a él y le dice:
Cura Melo usted a escuchado que la palabra de Dios dice: "Polvo eres, y en polvo te convertirás".
Sí, responde el cura Melo.
Pues, ¿Ves aquella nube de tierra que se formó allá?

Es su mamacita santa que viene a despedirse de usted.
Un señor va a parar al infierno, y es recibido por Satanás, como éste estaba de buen humor le dio a escoger entre tres castigos. En el primero los mortales eran hervidos en aceite, el segundo eran pinchados con un tridente, el tercero era una fosa séptica donde los mortales estaban dentro de ella, y el señor escoge esta última, total nomás llegaba hasta el cuello.
Al rato Satanás grita:
¡A ver chicos, ya se acabó el recreo, todos a hincarse!
Era una iglesia que estaba tan lejos, tan lejos, tan lejos, que no iba ni Dios.
Se encuentran dos ateos y le dice uno al otro:
- Estuve el otro día en la biblioteca y me saqué un libro que se titula: la biblia.
- Y ¿de qué trata?
- Pues trata de un tal Jesucristo, que tenía un amigo que se llamaba Lázaro.
Un día se murió su colega, él estaba de viaje y le llamaron. Para cuando llegó ya llevaba tres días muerto. Así que abrió el sepulcro, le tomó el pulso, la respiración, le hizo masaje cardíaco, electroshock, llamó a una ambulancia, le llevaron a un hospital, le pusieron suero... y lo resucitó.
Y dice el otro:
- Pues no me lo creo!
- ¡No es broma! ¡Pues si te lo cuento como viene en el libro...!
Se trata de un hombre que llega al cielo, cuando este está por entrar al paraíso había dos carteles, uno decía: "Paraíso común" y otro decía: "Paraíso especial".
El hombre va al especial, al entrar lo detiene un ángel y surge la siguiente conversación:
¡Aaaaalto! Dice el ángel.
¿Por qué? Responde el hombre.
Usted no puede entrar acá.
¿Por qué?
Porque acá solo entran las personas que en su vida, hicieron algo importante.
Pero yo sí hice algo importante, contesta el hombre.
¿Qué hizo usted?
Yo soy arbitro de fútbol, partido 1 a 1 empataban River y Boca por el campeonato mundial, yo cobré penal para River en el último minuto. Gol de River y éste sale campeón del mundo.
¿Y, cuándo fue eso? Pregunta el ángel.
Y hará 20 minutos, contestó el arbitro.
Dos monjas tocan la puerta de una casa, un hombre las atiende y les pregunta:
¿Quién sois?
Somos las hermanas de Jesús.
Caramba, que bien que os conserváis.
Una vez un muchacho que se llamaba Jesús y quería ir al cine pero no tenía zapatos así que se fue con un amigo y le dijo:
Amigo, préstame tus zapatos porque quiero ir al cine, y el amigo le dijo que no porque se los podía robar y Jesús le dijo que no y que de una vez le dijera dónde estaba el cine y entonces se los prestó y le dijo:
Mira, donde veas mucha gente ahí te metes.
Y se fue y vio mucha gente y que se mete, y era un templo. Después de un rato el amigo lo fue a buscar, en ese preciso momento el cura estaba haciendo misa y decía:
Jesús se fue al cielo...
Entonces el amigo grita:
¡Deténganlo, que no se vaya porque se lleva mis zapatos!
La última cena. Jesús mira uno por uno a sus discípulos y dice:
- Discípulos, y=x al cuadrado!
Se miran unos a otros asombrados hasta que Santiago le dice:
- Jesús, ¿de qué hablas?
- Una parábola.