Últimos chistes de Novios

La novia muy contenta le dice a su novio:
Mi amor, estoy embarazada. ¿Qué te gustaría que fuera?
! Una broma !
Era un joven tan enamorado, pero tan enomorado que cuando su novia le dijo que se arrodillara ante ella el tipo le dijo:
¿Con qué pie?
Llega el señor a su casa y encuentra a su hija en el piso jugando y comiendo tierra. El señor se dirige a su esposa y le dice:
¿Que no ves a la niña comiendo tierra?
Sí la veo, pero también veo que no se la va a acabar.
Cuando El Llanero Solitario llega donde su novia la encuentra enojada:
¿Qué te pasa mi amor?, le dice nuestro héroe.
Es que mis amigas se burlan de mí diciéndome que tu nombre es ridículo.
¿Pero por qué es ridículo?
Porque dice Solitario, y siempre andas con tu amigo el indio Toro, le dice su novia molesta.
¿Y qué quieres que haga?, le preguntó el paladín de la justicia.
Yo no sé, ¡Eso sabrás tú, mientras tanto no te quiero volver a ver!
Nuestro enmascarado amigo sale un poco confuso por la situación, mientras comienza a pensar en voz alta buscando la solución. Podría ser el Llanero acompañado, no, el Llanero y su Indio, no, el Llanero enmascarado, no.
Así va pensando el héroe cuando de pronto dice:
¡Ya tengo la solución!
Al otro día se dirige donde su novia y le dice a ésta:
Anoche mismo resolví el problema de mi nombre.
Y ahora, ¿Cómo te llamarás?, le pregunta su novia intrigada.
Pues El Llanero Solitario.
¿Pero cómo? ¿Y entonces qué hiciste?
¡Anoche maté a Toro!
¿Sabes cómo es el amor?
Como el lazo, por más vueltas que le des siempre termina en la argolla.
La novia, estudiante de veterinaria, sueña con tres animales:
El jaguar en la puerta de casa, el visón en el armario y el tigre en la cama.
se casa y se encuentra con la realidad:
El Escarabajo en la puerta de casa, el conejo en el armario, y la marmota en la cama.
Pedro le dice a María:
María, tú me engañas con el filósofo del pueblo.
Y María le contesta:
Son falacias Pedro, son falacias.
Un novio con su novia están sentados en la mesa cuando se acerca la hora de brindar, el novio dice:
Cariño, espera que voy a traer el vino.
Cuando el novio va hacia la bodega no encuentra nada, espantado le dice a su sirvienta.
¡Lupe, Lupe! ¿Dónde están las botellas de vino?
Ya las tire, señor.
¿Qué, cómo que las tiraste?
Pos sí, es que ya estaban todas viejas, caducas desde 1910.
Venía a pedirle la mano de su hija.
¿Cúal? ¿La mayor o la menor?
No sabía que su hija tuviese una mano más grande que la otra.
A un importante banquero se le presenta el pretendiente a pedir la mano de su hija y le dice:
-Yo amaría a su hija aunque no tuviera un céntimo-
-¿Eso es cierto?- le responde el banquero.
El pretendiente responde:
-Se lo juro-
Le vuelve a preguntar el banquero:
-¿Esta bien seguro?-
El responde:
-Sí, señor estoy bien seguro-
-Benito- Dice el banquero dirigiéndose al mayordomo.
Y luego continúa:
-Acompaña a ese señor a la puerta, no quiero idiotas en mi familia-
Le dice la novia a su novio:
Cariño, llevamos más de 15 años viviendo juntos, ¿por qué no nos casamos?
¿Casarnos? ¿Y quién nos va a querer a ti y a mí?
Dos amigas hablan de su vida amorosa y una le dice a la otra:
Yo he tenido 3 novios, Alberto, Roberto y Rigoberto.
Todos terminan igual, le comenta la amiga.
Sí, dejándome plantada.
Esta era una señora tan, pero tan, pero tan celosa con su marido, que cuando éste fue a sacarse su pasaporte, la mujer salió con él en la foto.
Estaba una pareja de novios en un restaurante y le dice la novia al novio:
Mira mi amor, ¿Cuándo nos casamos?
Y le dice el novio:
Pero si la semana pasada no te querías casar conmigo, ¿Por qué ahora sí?
Y le dice la novia:
Pues, es que mi tío me aconsejó que me casara.
Y le dice el novio:
Bueno, ¿Y qué es tu tío, un organizador de familias, o qué es?
Y ella le dice:
Pues es ginecólogo.
Lola se iba a casar, entonces su padre le dice:
Oye Lola, y dime ¿tu novio tiene dinero?
¡Ay papá! Es lo mismo que me pregunta de ti.