Últimos chistes de Jefes

De jefe a empleado
- Este es el cuarto día que usted llega tarde esta semana.
¿Qué conclusión saca de eso?
- Que hoy es jueves..
El jefe le dice al empleado, tu no pienses en mi como tu jefe, piensa en mi como un amigo que siempre tiene la razon.
El jefe comenta a su empleado:
¡Hace 17 años que estoy casado!, y todavía quiero a la misma mujer, ¿No es maravilloso?
¡Ojalá que su mujer no se entere nunca!
Una empresa publicó un aviso clasificado bajo el título: Se busca secretaria.
Al día siguiente se presenta una mujer y el jefe le pregunta:
¿Sabe usted escribir a máquina?
No señor.
¿Sabe taquigrafía?
No señor.
Entonces, ¿Qué oficio de oficina sabe usted?
Ninguno señor.
¿Entonces por qué vino?
Yo solo vine para decirles que no cuenten conmigo.
No sé lo que haríamos sin usted en esta empresa, pero vamos a probarlo.
Un empresario tiene que escribir una carta de recomendación para un empleado mas bien vago. No quiere mentir acerca de su empleado, pero tampoco quiere decir la verdad. Después de una cuidadosa reflexión, escribe en la carta de recomendación:
"Usted será afortunado si consigue que esta persona trabaje para usted."
Jefe, auménteme el sueldo que hay 4 empresas detrás de mi
- ¿Cuales son?
- La del cable, el gas, la luz y el teléfono
El jefe llama al empleado más holgazán para regañarlo, y le dice:
¡Ya me enteré que ha estado haciendo apuestas en la oficina!
A lo que el empleado le responde:
¡Le apuesto 100 pesos a que no es cierto!
El jefe ordena a su secretaria escribir una nota, citando a reunión con todo el personal, para el próximo viernes. La secretaria no muy experta en ortografía, pregunta a su jefe:
¿Cómo se escribe viernes, con v o b?
El jefe responde:
¡Cambie la reunión para el lunes!
Había dos hombres charlando en un bar y uno dice al otro:
Tengo un jefe genial.
¡Qué bien, Gerardo! ¿Qué hace?
Se pasa todo el día durmiendo.
¿Y tú, que haces?
¡Ayudo!
Entra el empleado a la oficina de su jefe, y con un aspecto temeroso le dice:
Jefe, necesito hablar con usted.
Pasa hombre, ¿Qué te ocurre?
Usted sabe que llevo más de 15 años en su empresa y nunca he tenido un aumento de sueldo, es hora que me aumente los 300 dólares mensuales que gano desde que me contrató.
Y dime, ¿Cuánto quieres ganar?
Bueno, hice algunos cálculos y considerando el tiempo transcurrido, y el trabajo técnico que desarrollo creo que me correspondería ganar 1.500 dólares por lo menos.
Mira, te voy a pagar 5.000 dólares mensuales, un vehículo a tu cargo, vacaciones pagadas al lugar que tú elijas, y te asignaré una secretaria para que te ayude en tus labores diarias, ¿Qué dice?
¿Me está bromeando?
¡Sí, pero tú empezaste!