Últimos chistes de Enanos

Era un hombre tan enano, tan enano que hacia el hula hoop dentro de una moneda de 25 pesetas.
Era un hombre tan enano, tan enano, que para subirse en una moneda de un céntimo tenía que utilizar ascensor.
¿Cuál es el colmo de un enano?
Tirarse de un edificio y quedarse colgado del andén.
Era un hombre tan enano, pero tan enano, que cuando se sentó en una moneda de 25 centavos le sobraban 24 centavos.
A un tipo lo criticaban por ser tan chico y él se excusaba:
¡No soy chico, sino que los zapatos son muy profundos!
Era un hombre tan pero tan pequeño que cuando se sentaba en el suelo, los pies le quedaban colgando.
¿Cuál es el colmo de un enano?
Que cuando se saca una foto carné se le vean los pies.
Este era un señor tan enano, tan enano, que cuando se murió en vez de irse al cielo, se fue al techo.
Era un hombre, tan, pero tan petizo, que pasó por enfrente de una pastelería, se le hizo agua la boca, y se ahogó.
Había un enano y le pregunta a un hombre:
¿Cómo llego al metro?
¡Pero si usted no llega ni a lo 60!
Primera escena: Un enanito diciendo groserías.
Segunda escena: Un enanito diciendo groserías
Tercera escena: El mismo enanito diciendo groserías.
¿Cómo se llama la obra?
BULGARCITO.
Había una vez un enanito que entra en un bar, saluda a todo el mundo, y llega hasta donde está la persona que sirve el trago, pero no alcanza, y empieza a saltar diciendo:
¡UN WHISKY, POR FAVOR! ¡UN WHISKyY, POR FAVOR!
Así varias veces, hasta que se cansó de saltar porque nadie lo atendía, y se dió cuenta que había una silla donde subirse para ver por qué nadie le atendía, y se subió y cuando se subió se dio cuenta de que al otro lado del mesón había otro enanito diciendo:
¿CON HIELO O SIN HIELO? ¿CON HIELO O SIN HIELO?