Últimos chistes de Chistes Cortos

- Oiga, ¿y a usted le gusta la pintura?.
- Sí, pero más de un tarro me empalaga.
Señora, ¡qué gorda está!.
- Como una tapia hijo mío, como una tapia.
Un padre le dice a su hijo:
- Hijo mío, me están saliendo muy caros tus estudios.
Y el hijo contesta:
- ¡Y eso que ni estudio!
Tengo la sensación de haber estado antes aquí.
- ¿Por qué lo dices?.
- El wifi se me ha conectado solo...
¿Por qué los diabéticos no pueden vengarse?
Porque la venganza es dulce
¿Por qué los de Atlantilandia se ponen tortuguitas en los ojos?
Porque son lentillas.
Este era un hombre tan pesimista, tan pesimista, tan pesimista, que iba por la calle diciendo, ¡A que me quitan lo "bailao"!
Era tan, pero tan vago, que para hacer los quehaceres del hogar tenía sirvientes.
Cuando ocurre un incendio, el número de bomberos suele ser mayor cuanto mayor es el daño causado por el fuego. Por tanto, deben ser los bomberos los que producen los destrozos.
Un carnicero mide 7 pies de altura y pesa 500 libras, ¿qué pesa?
Carne.