Últimos chistes de Animales

Un pecesito del lago San Roque se encuentra con otro pecesito del lago San Roque, y uno le pregunta al otro:
¿Cómo te llamás?
Pedrito, ¿Y vos cómo te llamás?
Yo me llamo Juancito.
Juancito le pregunta a Pedrito:
¿Ché y tu mamá en qué trabaja?
Y Pedrito le contesta:
Mi mamá trabaja de recepcionista en el Banco Nacional del Lago San Roque.
Ahha, que bueno, ¿Y cómo va a trabajar?
Y, nadando.
¿Por qué los elefantes tienen las rodillas arrugadas?
Por jugar bolinchas (canicas).
¿Por qué los elefantes tienen las orejas tan grandes?
Para guardarse las bolinchas.
¿Qué hace una hormiga roja detrás de un árbol?
Esperando que pase un elefante, meterle un puntapie y robarle las bolinchas.
Un día un caballo que estaba en su corral oyó a su amo que lo iba a sacrificar. Asustado por la noticia decidió arrancarse del campo para evitar su muerte, caminó y caminó por mucho tiempo hasta que llegó a los dominios del león. Cuando el león lo vio le preguntó que hacía en sus dominios. Estaba furioso y el caballito le dijo que el doctor le había dado esa receta médica, de pasear por el campo, y el león le preguntó si tenía el papel con la receta escrita, a lo que el caballito le dijo que sí, y el león le preguntó que dónde la tenía y el caballito le respondió que debajo de la cola. El león se le acercó y le levantó la cola para buscarla y justo en ese momento el caballito le dio dos tremendas patadas, lo que hizo que el león viera estrellas de dolor, y cuando las vio dijo:
¡Es muy tarde, me voy a acostar!
Cierta vez en la selva ocurre un accidente de tránsito en la que un elefante sale muy lesionado. Es llevado a un centro médico veterinario y el médico sugiere cirugía de urgencia pero necesitan cualquier cantidad de sangre para transfusión postoperatoria.
En el banco de sangre informan que no tienen sangre de elefante sólo de hipopótamo. El médico veterinario dice:
Claro, ya está, el hipopótamo al igual que el elefante son paquidermos. Listo, envíenos la sangre.
El elefante es sometido a cirugía, sale muy bien de la misma y pocas horas después el elefante muere.
La autopsia demostró que la causa de muerte fue hipopotasemia.
Estaban dos perros, como de costumbre el más grande aconsejaba al más pequeño:
Cuando pelees tienes que utilizar la psicología, muéstrale tus dientes con furia y verás como te tienen mucho miedo.
Con el tiempo se encuentran otra vez, y el más grande pregunta al chico:
¿Te ha funcionado la técnica?
A lo que el chico responde:
Quise utilizarla, pero no funcionó.
¡No puede ser posible!, replicó el otro.
Y pregunta el pequeño:
¿Sería tal vez porque el tipo no sabía nada de psicología?
Oiga, por favor, ¿Me da un bocadillo de elefante?
Y le responde el camarero:
Lo siento, pero dice el cocinero que no va a empezar el elefante por un solo bocadillo.
¿Por qué la vaca engorda si sólo come pasto y toma agua?
¡Porque quiere!
¿Saben ustedes por qué los elefantes usan tenis blancos los lunes?
Porque van a deportes.
¿Saben ustedes por qué los elefantes no matan a Tarzán?
Porque es él quien les vende los tenis.
¿Saben ustedes por qué los elefantes tienen las rodillas arrugadas?
De tanto jugar canicas.
¿Saben ustedes por qué los elefantes tienen las orejas tan grandes?
Porque ahí guardan las canicas.
¿Saben ustedes por qué los elefantes no se paran de manos?
Porque se les caen las canicas.
¿Cómo poner cinco elefantes en un coche?
Dos elefantes adelante y tres atrás.
Y, ¿Cómo poner seis?
Está claro que seis elefantes no caben en un coche.
Había una vez un pollito que quería salir a la calle. Va y le dice a su mamá:
Mami, ¿Puedo salir a jugar a la calle?
Y la mamá le contesta:
No pollito, porque te puedes perder.
A los 5 minutos regresa el pollito y le dice:
Mami, ¿Puedo salir a jugar a la calle?
Y la mamá le contesta:
No pollito, porque te puedes perder.
A los 10 minutos regresa el pollito y le dice:
Mami, ¿Puedo salir a jugar a la calle?
Y la mamá le contesta:
No pollito, porque te puedes perder.
A los 15 minutos regresa el pollito y le dice:
Mami, ¿Puedo salir a jugar a la calle?
Y la mamá le contesta:
Está bien pollito ve a jugar a la calle.
¿Y adivinen que le pasó al pollito?
¡Se perdió!
Una hormiguita le pregunta a un elefante:
Amiguito ¿Cuántos años tienes?
El elefante le contesta:
1 año.
Luego el elefante le pregunta lo mismo y la hormiguita le contesta:
Tengo un año, pero es que he estado muy enfermita.
Una vez una hormiguita en el día de su cumpleaños se encuentra con el elefante. Entonces, el elefante lleva un pastel y le dice:
Ahora cantemos el Happy Birthday, y la agarra entre sus patas y empieza a aplaudir y a cantar happy birthday to you...
Están dos moscas hablando, y una le dice a la otra:
Hace trece meses puse 67.000 huevos, y si no recibo ninguna tarjeta por el día de la madre, se encontrarán en un grave problema.