Últimos chistes de Abogados

Un señor reconocido por sus malas artes en los negocios, contrata a un abogado para que lleve un proceso judicial.
Al tiempo ganan el proceso y el abogado llama a su cliente y le dice:
- Le cuento que triunfó la ley y la justicia.
A lo que el cliente responde:
- ¡Apele licenciado, apele!
Un hombre caminaba hacia un bar, llevando un caimán con una correa. Entra en el bar y le dice al barman:
-"¿Sirven abogados aquí?"
-"Sí, por supuesto": Dijo el barman
-"Bien" respondió el hombre y agregó: Dame una cerveza y quiero un abogado para mi caimán".
Oído en un juicio:
¿Cómo terminó su primer matrimonio?
Por muerte.
¿Y por la muerte de quién terminó?
¿Cuál es el peor juicio que puede perder un abogado?
Perder la muela del juicio final.
En un juzgado de primera instancia:
¿Se declara usted culpable?
Señoría, todavía no he oído el testimonio.
"Estoy empezando a pensar que mi abogado esta demasiado interesado en hacer dinero".
"¿Por qué dices eso?"
"Escucha esto que dice su cuenta: Por despertarme en la noche y pensar acerca de su caso 25 dólares".
Era un país tan frío, tan frío, tan frío, que los abogados tenían las manos en SUS bolsillos.
Resulta que está un anciano haciendo su testamento con el abogado, y dice el viejo:
Y mi última voluntad es que me entierren con música.
A lo que respondió el abogado:
No faltaba más, señor Sánchez. Pero dígame, una cosita nada más, ¿Qué tipo de música le gustaría escuchar?
Mi hermano Carlos acaba de ganar brillantemente su primer pleito.
- Ah, ¿pero es abogado?
- Sí, ¿no lo sabías?
- No, le tenía por una buena persona.
Suena el teléfono en la oficina de abogados.
Buenos días, oficina de abogados Pérez, Pérez, Pérez, Pérez, ¿En qué podemos ayudarle?
¿Podría hablar con el Señor Pérez?
Lo sentimos, el Señor Pérez está de viaje.
Entonces, comuníqueme con el Señor Pérez.
No es posible, el Señor Pérez está en una reunión.
Pues, póngame con el Señor Pérez.
Lo lamentamos, el Señor Pérez está de vacaciones.
Pues, con el Señor Pérez, por favor.
Sí, ¿Dígame?
El Señor Pérez le habla.
¿En qué se diferencia un abogado y el pirata Barba Roja?
Pues en que uno es capaz de insultar, mentir y robar y el otro sólo es el Pirata Barba Roja.
¿Sabían acerca del terrorista que secuestró un 747 lleno de abogados?
Él amenazó con liberar uno cada hora si sus demandas no eran cumplidas.
¿Haz escuchado acerca del abogado cuyo bote se volcó en aguas infestadas de tiburones?
El sorprendió a sus compañeros de viaje ofreciéndose de voluntario para nadar a la lejana orilla para pedir ayuda. Mientras él nadaba, sus compañeros estaban sobresaltados por la aparición de dos aletas de tiburón, grandes tiburones blancos yendo directo hacia el abogado.
Para su sorpresa los tiburones le permitieron al abogado el tomarse de sus aletas y escoltarlo a una orilla seguro.
Cuando el abogado regreso con ayuda, sus compañeros le preguntaron cómo había manejado semejante hazaña, el abogado respondió: "Cortesía Profesional"
Un juez a un reo:
¿No le conozco de alguna parte?
Sí, le dí clases de piano a su hija.
¡Treinta años de cárcel!