Chiste número #7901

Vengo de tierras lejanas a platicar contigo, si no me rompes la panza no sabes lo que te digo.
La carta.