Chiste número #402

Unos murciélagos vampiros tenian que jugar un partido importante y se fueron a entrenar al cerro de la cruz y ahi quedaron todos muertos.