Chiste número #7472

Un cura le dice a otro:
Alabad, hermano.
Y a planchad, pues dejé mucha ropa arrugada.