Chiste número #4247

En un partido de fútbol, mientras jugaban los 22 jugadores, el árbitro se da cuenta que hay un jugador que tiene el número de su camiseta de color rojo, al no entender por qué el color del número de ese jugador era distinto al de sus compañeros le pregunta:
Oiga, ¿por qué su número es de color rojo y diferente al resto de su equipo?
Y el jugador responde:
Es que mi nombre es Domingo.